Conjuro noche de San Juan

La noche de San Juan es una antigua celebración de verano que tiene lugar en la tarde del 23 de junio. También se conoce como la víspera de San Juan. La noche de San Juan es una de las noches más cortas del año, y las personas comen juntas alrededor de la hoguera para celebrar el comienzo del verano y protegerse de los espíritus malignos.

San Juan (también conocido como San Xoán, Sant Joan, San Xuán o São João) se celebra en España, Portugal y América del Sur. En Alicante (España), la festividad tiene lugar la noche del 24 de junio. San Juan es el mayor evento cultural de Alicante, y la celebración ha sido declarada de Interés Turístico Internacional. La celebración más importante de Portugal en la víspera de San Juan es la Festa de São João do Porto, uno de los festivales callejeros más animados de Europa. Al otro lado del Atlántico, esta festividad se conoce como Festa Junina (Fiesta de junio) en Brasil.

El festival tiene orígenes antiguos y paganos. Originalmente una celebración del solsticio de verano, las hogueras se encendían para honrar al sol y para proteger contra los espíritus malignos que podían vagar libremente por la noche. En general, San Juan fue una celebración ligada a la naturaleza, en honor al cambio de temporada. Después de la introducción del cristianismo, la celebración se vinculó con la fecha de nacimiento de San Juan Bautista, el 24 de junio.

Cada 23 de junio justo antes de la media noche, durante la preparación de la quemada, tienes que recitar el “conjuro de la quema”, un ritual que brinda protección contra la magia negra y las brujas, y aleja a los malos espíritus.

Conjuro de noche de San Juan

“Animales que forman parte de los deseos del mal, Brujas que se expanden alrededor del mundo, en este día y en esta hora junto a los cuerpos, los sapos, las lechuzas y los duendes, en esta quema de San Juan, sepan ustedes hechiceras, brujas del mal, que se esconden en los troncos agujerados de gusanos, que huelen a muerte y a maleficio, huirán por donde vinieron.

No habrá, ni hocico de conejo, ni uñas de perro, ni rayos ni truenos, ni maleficios en su beneficio que les pueda cubrir esta noche de purificación. La noche las verá huir en sus escobas, porque si no lo hacen, serán quemadas con las llamas del fuego del mismísimo infierno. Los aullidos de los perros darán la señal que esta es la última noche que tienen sobre la tierra. Mujeres pecadoras de lengua sucia y mugre, con el vientre estéril y maldito de  cadáveres que se convirtieron en duendes por su maldad.

Que el poder de los elementos, aire, fuego, tierra y agua se junten en uno solo junto a la sagrada fuerza del universo para que sientan el poder del bien y les aleje de este lugar y de las vida de las personas que no le hacen daño a nadie. Con este conjuro, serán elevadas las llamas de este fuego en representación del infierno y ustedes brujas malditas quedarán purificadas por la gracia del bien. Pero junto a esta poción que hoy pasa por nuestras gargantas, quedaremos en libertad de los males que perturban nuestras almas y todo maleficio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.