Hechizo para que me ame

Este hechizo está especialmente pensado para realizar cuando tienes miedo de que tu pareja no te ama, o si más no, crees que no te ama tal como tu la amas a él/ella. Con este hechizo conseguirás un aumento del amor, de su atención, de su cariño… Todo aquello que debe desbordar toda relación sana y lo que todos queremos en nuestras relaciones de pareja.

Este hechizo no está indicado para realizar si nuestra pareja nos ha dejado o para parejas pasajeras o para enamorar a alguien. Es un hechizo especialmente para que nuestra pareja actual nos ame, para el resto de situaciones podéis encontrar numerosos hechizos para enamorar y/o para que tu expareja vuelva.

Hechizo para que me ame

¿Por qué pienso/creo que mi pareja no me ama?

La sensación de no ser correspondido con tu pareja, la sensación de que tu amas por los dos y que en cualquier momento la relación se puede romper a causa de que tu pareja no te ama lo suficiente, es devastadora. Provoca una sensación de dependencia emocional malísima, que puede desenvocar en una relación tóxica de la que debemos huir a toda costa.

Llegados a este punto te recomiendo pero, también, que medites la situación y analices realmente si esta es la sensación que tienes, o si es un miedo que se ha apoderado de ti. Muchas veces el miedo nos nubla la vista e incluso hace que distorsionemos la realidad. Si crees que esto puede suceder te recomiendo que intentes calmarte, que intentes confiar en tu pareja (una relación no es nada más que confianza) y que intentes pasar un par de semanas en tranquilidad, confiando y disfrutando de tu relación.

Pero si noes tu caso, si estás convencido/a de que tu pareja no te ama lo suficiente, si es evidente que puede dejarte porque no siente lo mismo que tu, entonces podemos realizar este hechizo, que conjuntamente con nuestra actitud en nuestra zona de control, conseguirá que nuestra pareja nos ame tal como nosotros lo hacemos.

Zona de control para que me ame

Lo primero es empezar a actuar en nuestra zona de control: Para quien no haya visitado nunca mi blog y no sepa qué es, lo resumiré de la siguiente forma: La zona de control es todo aquello que depende de nosotros, todo aquello en lo que podemos hacer algo: Modificar nuestro comportamiento, ser más activos o quizás lo contrario… En un hechizo intervienen dos fuerzas:

  • La fuerga del universo, que es la que consigue que todo aquello que no controlemos nos sea favorable
  • Nuestra zona de control, tomar las riendas de la situación y realizar el cambio que queremos a nuestra vida sabiendo que el universo nos pondrá el viento a favor

Como último ejemplo para que lo entendamos: Si quiero enamorar a una chica no es suficiente con realizar un hechizo de amor, tendré que hablar con ella en algún momento no? Pues esto es mi zona de control.

Nuestra zona de control debe ser la seguridad, nuestra zona de control es saber que el hechizo nos hace irresistibles, no mostrarnos temerosos de que nuestra pareja no nos ama, pues el hechizo hará que sí, no tener miedo de que nuestra pareja nos deje, pues nosotro/as somos irresistibles para él o ella. Debemos actuar con naturalidad, como somos, sin miedos, sin tabús… porque nuestra pareja se enamoró de quien éramos y tras el hechizo se volverá a enamorar locamente de tal y como somos. 

Si no conseguimos hacer eso nuestra pareja se enamorará de una persona distinta a la que eres, y no podremos actuar siempre de una forma distinta a la que somos.

Hechizo con rosa para que me ame

Este hechizo lo debes realizar un viernes, a cualquier hora de la mañana.

Toma una rosa, di el nombre de tu novio/a y pon la flor en un vaso con agua.

Esa misma tarde, retira los pétalos, uno a uno y repite la frase:

“(nombre de su pareja), ¡se vuelve cada vez más apasionado de mí! “.

Será necesario repetir la oración con calma con cada pétalo de la flor, pensando en su pareja y sintiendo como quiere que le amen.

Envolver los pétalos en un pañuelo y guardarlos en el cajón.

Dejamos pasar el fin de semana y el lunes arrojamos los pétalos al viento.

No laves el pañuelo y tenlo en un lugar persona, como el cajón de tu ropa.

Verás como casi de inmediato la actitud de tu pareja cambiará, será más atento/a, querrá pasar más ratos contigo etc. Pero no olvides tu zona de control: Sé tu mismo/a, siéntete seguro/a, deja que sea tu pareja quien te proponga hacer cosas, que el miedo no hable por ti. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.