Magia Roja: amarres y hechizos para separar

Existen en el mundo esotérico tres tipos de magia para aplicar amarres o hechizos de amor:

  • La magia blanca
  • La magia negra
  • La magia roja, siendo esta muy fuerte, la más antigua y difícil.  

Dicha magia proviene de África y China donde empleaban animales en los ritos para alcanzar fines sexuales. Debido a su finalidad, siempre es recomendable estar seguro de lo que se quiere alcanzar y si ello se desea para el bien. En el caso de que no lo tengas claro o quizás no se está seguro de lo que se quiere, mejor obviar este tipo de amarres.

Cuando se realiza un hechizo, se invocan energías que poseen una gran fuerza capaz de mover el universo y alcanzar a un simple mortal. Uno de ellos son lo que nosotros conocemos como ángeles,  cuyo poder espiritual se emplea para el bien, son benignos y siguen de cerca nuestras acciones para encaminarnos hacia el bien, ayudando cuando nuestro mundo no marcha de la mejor manera.

Debemos tener claro que para el universo, con una suma tan infinita de fuerzas, nuestros deseos son movimientos anecdóticos. Es por eso que los deseos, que los conjuros, que las plegarias, los amarres así como la magia sí nos ofrece aquello que deseamos.

Sea cual sea nuestro objetivo, debemos tener en claro varias cosas que engloban los límites éticos de todo hechizo o práctica mágica  que desees realizar. Si no estás seguro/a de que que amas a alguien, si quieres pedir un deseo con ánimos de venganza… te recomiendo que recapacites y que te tomes tu tiempo en curar tus heridas y en desear algo que realmente te haga feliz, no algo que crees que saciará momentániamente tu ira o tu pasión. 

magia roja amarres

Reglas de la Magia Roja

La magia roja es la más delicada pues con ella podría ser el practicante quien salga malogrado, razón por la cual las brujas y los hechiceros establecieron algunas reglas a la hora de ser practicada.

Primero, todo acto de magia debe venir del corazón y con él, el beneficio más allá del daño a ningún ser vivo. Si nuestra idea es las desunión de alguna pareja, este propósito debe dirigirse hacia la conquista de esa persona y que se gane en el terreno del amor y que no sea una venganza. O quizás deseas separar a dos personas que están en una relación tóxica y se están haciendo daño. Pero te recomiendo que nunca desees separar a dos personas para sacar un rédito personal. 

Así mismo, se debe tener conciencia de que esta magia es sexual y además muy potente por lo que su uso debe ser extremadamente reservado.  Por lo que se recomienda emplear el hechizo que más convenga para la situación requerida.

No debemos usar los hechizos y los amarres como el mismo medio, pues sus resultados son distintos. Antes de iniciar cualquier rito, debemos verificar que sirve para llegar a nuestro objetivo.  Una vez que estamos claros, no debemos descuidar la premisa de que los hechizos no se sobreponen unos sobre otros o emplearlos para deshacer otros, sobretodo si se usaron para el amor. Los hechizos no son para hacer como capas de unos sobre otros.

El resultado de cada hechizo que realices dependerá de tu destreza e inteligencia, además del empeño que puedas colocar en él y su propósito en tu vida y la de los demás.  El amor es un sentimiento universal, que mueve a las personas y del que no estamos exentos.

Cuando ocurren situaciones en donde nuestro amor se ve amenazado, nuestras vidas decaen, se debilitan y hasta creemos desfallecer. La situación podría empeorar si hemos intentado por todos los medios y resulta infructuoso. Siempre es bueno acudir a manos especializadas, entre los que encontramos a los curanderos, chamanes, entre otros, que podrían brindarnos sus conocimientos milenarios en nuestra búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.